En infinitas ocasiones, vemos como la gente hace mención al » Kharma» cuando esperamos que todo se ponga en su sitio. Yo soy de los que piensa, que no hay que precipitar nada y que solo basta con sentarse a esperar las cosas. No podemos correr ni frenar las situaciones ya que todo llega en el momento en el que tiene que llegar.

En mi forma de entender las cosas, la vida , es como un reloj de arena, que no porque lo agites o muevas de arriba hacia abajo mas rápido o más fuerte, la arena va a bajar más deprisa, ella, pasará por el embudo del reloj, al ritmo y velocidad que tiene previsto, ni más ni menos.

Hoy paseando por la calle, me fijaba en ese sector de personas que siempre se han visto como al margen de la sociedad, esos puestos de trabajo, que cuando llegaban ofertas, nadie las solicitabas y por las que hoy, muchos miles de españoles, » matarían» por un puesto así, estoy hablando de los barrender@s-basurer@s.

Como decía anteriormente, me fije en un barrendero por la zona de la Avenida Parque ( Córdoba capital), estaba solo, barriendo en silencio, recogiendo de los laterales de la papeleras, lo que la gente, no es capaz de echar dentro, barría con sus cascos de música puestos, con la miraba baja y cara de cansancio. Este hombre de mirada perdida, mientras agitaba su cepillo-escoba sobre el suelo, es una de las personas mas importantes en estos momentos donde la higiene, viene a quedarse en serio con nosotros.

Lo mismo pensaba el otro día de los agricultores, que, no hace más de dos meses, los telediarios arrancaban con » las tractoradas», manifestaciones, a favor de los derechos a un trabajo digno, al pago de sus productos por encima del nivel mínimo de costo y por supuesto, a una reestructuración del mercado del campo. Hoy en día, la fruta es unos de los productos mas valorados en estado de cuarentena, han podido subir sus beneficios debido a la alta demanda en más de un 35%.Felicidades.

Hoy en día, la vida con el coronavirus, nos ha cambiado, para mucha gente, será a peor, pero para todos aquellos que la vida le haya cambiado para mejor, enhorabuena, ese es el camino que todos esperamos que ocurra en el 100% de la población.

Recuerda que un reloj de arena no corre más aunque tu quieras.

 

 

Suscríbete a este blog

Únicamente introduciendo tu e-mail y pulsando SUSCRIBIR.

    Suscriptores actuales

    125